R. P. Martín

La filiación divina constituye el fundamento de toda relación con Dios. Esa es la oración que Jesús enseña a sus discípulos, al explicarles cómo orar: el Padrenuestro. Pero, ¿qué idea podemos formarnos de Dios como Padre? ¿Una idea de ternura? ¿O más bien de respeto, o incluso de temor?

El autor, a principios del siglo XX, acude a los escritos de Teresa de Lisieux para desarrollarlos y mostrar al lector la grandeza y hondura que esconden. La joven carmelita francesa es, por este motivo, una de las grandes santas de la historia de la Iglesia.

El Padre Gabriel Martin, de l (...)